jueves, 12 de febrero de 2009

Un café y una porción de DD.HH.

Eso fue lo que se pidió. El primero llegó rápido, negro y bien caliente. La segunda, no mucho. Recalentada, tiesa y poco agradable. No se parecía en nada a lo que había visto en la carta. Llamé a la señorita que nos atendió, y le hice el reclamo. Pedí con vehemencia que se me brindara lo que había ordenado, y le recité un par de artículos del estatuto del consumidor, le recordé las implicaciones de este agravio si decidiese ponerlo en conocimiento de la Superintendencia Financiera. Por último, justo cuando iba a decirle el tan popular “Usted no sabe quién soy yo”, me sentí un poco como hijo de congresista, o como novia de mafioso, así que preferí agregar un simple “no importa si es para hoy”.

La compañía era de talla internacional. El único representante de Colombia en la mesa, era yo. ¡Imagínense eso! Intenté impresionar con mi automóvil recién lavado y aspirado, pero debido a nuestro nuevo “pico y placa” modelo 2009, impresioné por mi deplorable presentación al llegar, lavado pero por la lluvia. A pesar del shock inicial de “no tiene mucha cara de gaviota”, mis interlocutores fueron cordiales al saludarme, brindándome la mano con total confianza. No les resultó extraño que los saludara con un: “Hola, soy Gaviota Jurídica”. Debo confesar que, teniendo en cuenta que uno de ellos hablaba inglés, mi introducción iba a ser: “Hello, I´m Legal Seagull”, que sonaría algo así como: “Jelou, aim ligal sigal”. Afortunadamente desistí de la idea.

Luego de la introducción formal, hablando de cosillas pequeñas como el clima, el avión, la justicia, decidimos entrar en materia. La cita tenía algo de informal y algo de formal. Estas personas, representantes de una organización internacional interesada en los derechos humanos, querían conocer un poco mi punto de vista acerca de este tema en el país, y sobre mi experiencia como Blogger. En el momento, no me atreví a decirles que acababa de pasar de “nuevón” a “primíparo”. Sí hice referencia al poco tiempo que llevaba en la red y les intenté brindar la mayor información posible al respecto.

Era mientras hacía esta exposición, que degustaba mi café y peleaba con la señorita. Nada que llegaba mi tentempié.

Al preguntárseme sobre la virtualidad que tiene la web para aglomerar personas, y para que de allí surjan ideas materializables, les hablé un poco de la reunión que adelantaremos los Blawggers Internacionales en Bogotá, y les hablé también de cómo la marcha más importante que se celebrara el año pasado, fue consecuencia de una convocatoria realizada en la red social Facebook. Hice énfasis en cómo muchos de mis compañeros blawggers son apasionados por el tema de los derechos humanos, y lo importante que ha sido su exposición al respecto.

Parece ser que ellos sí serán capaces de brindarnos una buena porción de DD.HH. No puedo dar fe de esto, pero su seriedad no me resultó sospechosa. No conozco a plenitud cuál es el objetivo o los objetivos que pretenden alcanzar, pero el simple hecho de que existan personas interesadas en trabajar por los derechos humanos, y no de los derechos humanos, hace que el dedicarle este tiempo y una taza de café a discutir el tema, valga la pena.

No tengo claro si fue mi escasa experiencia, el hecho de presentarme a mí mismo como Gaviota, o mi terrible presentación personal a causa de la lluvia. Quizás buscan opiniones diferentes a la mía. Lo que sí puedo asegurar, es que ha sido una experiencia extraña. Fue la primera vez en que mi alter ego se hizo pasar por mí, y no al revés, como suele ocurrir. Personalmente, creo que yo escribo mejor de lo que él habló, pero aún así, me han insinuado mis interlocutores que podría ayudarles haciendo saber a mis lectores, bloggers o no, que existe un interés por conocer un poco la experiencia de la blogósfera en Colombia y el potencial para incursionar por ese medio en el tema de DD.HH. Al menos, eso fue lo que entendí.

Las preguntas entonces, la lanzo a mis lectores: 1) ¿Está la web colombiana, y en general la latinoamericana, preparada para incursionar en la defensa virtual y material de los derechos humanos? 2) Existe el potencial de bloggers en la región para hacer que esa porción de DD.HH. a la cual no pude tener acceso, vuelva a aparecer en el menú, y que permanezca en el menú?

Quedo pendiente por sus respuestas, o mejor aún, por sus preguntas. Saludos a todas y todos. Mientras tanto, les dejo unas preguntas gráficas:




Imagen tomada de: http://bettoespectador.blogspot.com


Imagen tomada de: http://palosa.blogspot.com

8 comentarios:

La Chiffre dijo...

Esa ultima caricatura es muy graciosa...las FARC auditadas por la DIAN.

Y es que junto con bienestar familiar (que les quito a un secuestrado a punta de legulelladas!!!) son dos organismos que le ponen de punta los pelos a cualquiera.

Carlos Javier dijo...

Ufff... difícil pregunta amigo plumífero. Supongo que como en cualquier lado hay de todo y para todos los gustos: al fin y al cabo, muy latinoamericano eso. Puede que haya quienes asumen su trabajo en la red con cierto criterio de responsabilidad al opinar; quienes simplemente buscan decir lo que en otras condiciones no pueden; quienes sólo quieran olvidarse de lo cotidiano por un rato; en fin.

Pienso que la pregunta que quienes te citaron debieran hacerse, es si en nuestros países la audiencia de internet está lo suficientemente madura como para secundar activamente un proyecto sobre promoción y defensa de los DDHH, pues si no es así, no habrá iniciativa, por más buena que sea, que llegue a ningún Pereira.

Saludos Gaviota!

Ah!, por cierto: "Fue la primera vez en que mi alter ego se hizo pasar por mí, y no al revés"; muy buena esa frasecita.

Gaviota dijo...

Apreciado La Chiffre,

Bienvenido a este espacio, y gracias por el comentario. Personalmente me pone más los pelos de punta Bienestar Familiar que la DIAN, porque a éste, al menos sé cuánto y por qué le debo. El otro tiene un régimen mucho más curioso. Pero de acuerdo, ponen los pelos de punta.

Muchos saludos.

Gaviota dijo...

Carlos Javier,

Como siempre, gracias por la retroalimentación. Esa es la misma pregunta que me he venido haciendo, y la verdad es que no tengo respuestas en uno u otro sentido. Creería que la audiencia está lo suficientemente madura, pero es bastante apático, que nos lleva al mismo resultado. Sin embargo, considero interesante ese planteamiento.

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Gaviota, creo que si es posible, no será un gran proyecto como no, pero yo creo que ya hay bastantes blogs que denuncian a través de información de ONG´s de prestigo como Human Rights Watch o Anmistia Internacional la situación de violaciones de los derechos humanos en Colombia y en el mundo...

Lo que pasa es que ya parece que a nadie le hace ni cosquillas saber que se estan matando indígenas por las FARC, los paramilitarees o el Estado, tampoco sentimos nada cuándo nos dicen que unos policias le regarón gasolina y quemarón a unos niños o que se disfrazan civiles para ser pasados como guerrilleros...

Tendría aundiencia un blog que solo denuncia violaciones a los derechos humanos, personalmente creo que no, porque se quedaría muchas veces sin recursos propios para informar y dependeria de los periódicos y de la red para poder llenar su espacio...

Tendrá un blog audiencia un blog que le diga a la gente que hacer para proteger sus derechos, de pronto si, ya lo hacen algunos blogs argentinos que buscan a los hijos de desaparecidos en la dictadura que fueron dados en adopción... creo que pequeñas causas de protección pueden ser mejor que grandes despliegues de informes que repliquen lo que dicen las ONGs...

Los blogs tenemos mucha información de reciclaje, a veces tenemos noticias que dar como primicias pero esto ocurre pocas veces... podemos informar de una manera más informal y pensar lo que estamos pensando sin censura o autocensuras... Esto a su vez es fortaleza y debilidad porque tenemos la credibilidad de nuestros lectores pero no creamos todavia opinión pública. Decir que esa información la saque de un blog, no tiene la misma fuerza que decir que la saco de El Tiempo o El Espectador...

Yo creo que se deben aprovechar las posibilidades de los blogs, de la imagen, la fotografia, los audios, los links también para comunicar y pensar en pequeñas causas o temas en que trabajar...

Por ejemplo el blog de
Antonio Romeo que informa sobre el derecho de los niños y denuncia casos de tráfico de niños en Argentina...

http://adopcionmendozaargenttina.blogspot.com/

Gaviota dijo...

Estoy parcialmente de acuerdo, Gonzalo. Creo que parte de la función de esas ONG´s que mencionas es precisamente generar ese depertar. Probablemente tienen en mente un despertar colectivo, pero creo que parte del yerro en su actuar ha sido buscar a un colectivo social que tal vez no existe mucho, en vez de buscar llegar al individuo que forma parte de ese colectivo.

Tienes razón en que una página como la que citas, es un buen ejemplo de cómo el blog puede llegar a esos espacios donde los medios tradicionales no llegan. Probablemente son páginas así las que son buscadas por mis "entrevistadores". Insisto en que nuestro país tiene un problema peor que la indiferencia, y es la apatía. En el primer caso, nada me importa. Eso se puede cambiar generando impacto en el individuo.

En Colombia lloramos, de vez en cuando rezamos, pero a la hora de intentar cambiar algo en nuestras vidas o en la de otros, nos da pereza hacer la gestión.

Gracias por el acertado comentario, y por la información brindada.

Un abrazo.

fbarbosa dijo...

Gaviota, creo que los blogs ayudan a elevar un poco los estándares de respeto de los derechos humanos en nuestro continente. Creo que el hecho de hablar, denunciar, decir, señalar, explicar la situación de derechos humanos ha hecho que la sociedad en parte termine involucrada en ese proceso de sensibilización. Creo que una de las maneras de construir civilidad. Un ejemplo de esto es el generado en Facebook, como señalas, para rechazar el secuestro. Creo que en países en los cuales la libertad de prensa es en parte controlada por la poca oferta de medios de comunicación independientes, las TICS jugarán un rol importante,

Soy optimista frente al tema,

Un gran abrazo,

Francisco

Gaviota dijo...

Ya somos dos los optimistas, Francisco. Yo creo que aquello de la libertad de expresión y la libertad de prensa sigue siendo un tema vigente pero que lo desdibujan fácilmente quienes quieren legitimar sus propios abusos. No siempre ocurre así, pero al menos en los medios locales, ese es el caballito de batalla.

Yo personalmente insisto en que la sensibilización es importante para lograr el objetivo, si viene acompañado de un espresso para despertarnos un poco más. Sin embargo, creo que con lo mucho , o poco, que hay en estos momentos, la labor desarrollada ha sido útil.

Gracias por la opinión. Un abrazo.