domingo, 16 de mayo de 2010

Elecciones Presidenciales V: Rafael Pardo

El candidato

Rafael Pardo ha sido precandidato liberal en el pasado, pero solo hasta estas elecciones llega investido del respaldo del Partido Liberal como candidato único.  Su despliegue en materia pública ha sido marcado en gran parte por su cercanía al expresidentes César Gaviria.  En efecto, Pardo fue Ministro de Defensa bajo el gobierno de aquel, de 1991 a 1994.  También fue asesor del Secretario General de la OEA de 1996 a 1997.  También ha sido Consejero Presidencial para la Paz, Director del Plan Nacional de Rehabilitación, y Senador de la República.  Este último cargo lo ostentó del año 2002 a 2006.




Su hoja de vida nos muestra que es economista de la Universidad de los Andes.  Recién egresado, continuó con estudios en la misma universidad relacionados con el programa de Economía para Graduados.  Recién finalizara este programa, en 1978 realizó estudios en el Institute of Social Studies, en Holanda, sobre Planeación Urbana y Regional.  Por último, casi 15 años después, estudio en la universidad de Harvard, específicamente en el Weatherhead Center for International Affairs.  El tema era, como lo indica el nombre del instituto, temas sobre relaciones internacionales.

Conviene destacar que Pardo ha tenido momentos de cercanía y de distanciamiento con el actual Presidente Álvaro Uribe, habiendo sido fundador del partido Cambio Radical, hoy encabezado por el candidato Germán Vargas Lleras.  En su momento, el cambio se dio principalmente como consecuencia de la rebeldía de Pardo (entonces liberal de partido) de apoyar la candidatura de Horacio Serpa, apoyando el proyecto de Álvaro Uribe.  No obstante, con ocasión de su cargo como congresista, se opuso a la continuidad de Uribe en el poder, lanzándose a la precandidatura para ese periodo.

En el sector privado, debe destacarse que Pardo ha sido autor de varios libros (4 según los registros que aparecen en su página web), dentro de los cuales cabe destacar “El fin del paramilitarismo: Es posible su desmonte”.  Ha sido profesor universitario en su alma mater, y también ha sido cercano a los medios de comunicación, habiendo sido Director de las Noticias de la Noche en RCN, y posteriormente Director del Noticiero CM&, cargo que ostentó hasta un año antes de ser elegido Senador para el periodo 2002-2006.


El programa

Pardo muestra un programa en su página web (www.rafaelpardo.com) compuesto de 20 puntos muy específicos que a continuación se relacionan.  Mención especial merece que de los 20 puntos, hay 2 de ellos que desarrolla con una presentación breve de un párrafo de longitud cada uno.  Esos dos puntos (Entorno macroeconómico y política fiscal (1), y Justicia para todos (2)) no cuentan con un archivo .pdf de respaldo que lo desarrolle.  Los demás puntos sí cuentan aparentemente con un archivo .pdf que los respalde, pero después de intentar abrir todos y cada uno de ellos en repetidas oportunidades, me encontré con que ninguno de ellos se pudo abrir.  “Error al abrir el documento.   El archivo está dañado y no puede repararse.”.  Ese fue el mensaje que recibí cada vez que intenté abrir uno de los archivos .pdf.  Por ello, el análisis se centrará sobre los párrafos introductorios de los 20 puntos, que son los siguientes:

1)      Seguridad Social para todos (No abre el .pdf)
2)      Una sociedad educada (No abre el .pdf)
3)      Empleo (No abre el .pdf)
4)      Infraestructura para poder crecer (No abre el .pdf)
5)      Reforma definitiva a la salud (No abre el .pdf)
6)      Acceso a la vivienda (No abre el .pdf)
7)      Entorno macroeconómico y política fiscal (No tiene .pdf)
8)      Los niños primero (No abre el .pdf)
9)      Cero tolerancia con la corrupción (No abre el .pdf)
10)  Programa Nacional de Emprendimiento (No abre el .pdf)
11)  Nueva política de tierras y de desarrollo rural (No abre el .pdf)
12)  Derechos para vivir en sociedad  (No abre el .pdf)
13)  Un nuevo modelo de gestión regional (No abre el .pdf)
14)  Paz con o sin diálogo (No abre el .pdf)
15)  Seguridad, derecho de todos (No abre el .pdf)
16)  Política para cerrar la brecha de género (No abre el .pdf)
17)  Justicia para todos (No tiene .pdf)
18)  Integración con Suramérica y globalización concertada (No abre el .pdf)
19)  El cambio climático como un asunto de todos y del presente (No abre el .pdf)
20)  Cultura (No abre el .pdf)


De los 20 puntos hay varios que pueden agruparse entre sí, y bajo ese entendido se analizarán.  En primer lugar, el candidato liberal hace referencia a la seguridad social en donde menciona que se procurará generar un esquema subsidiado de ahorro para que los colombianos de menos recursos puedan garantizar el día de mañana acceso a un ingreso por concepto de pensión.  En cuanto al aspecto de salud, se fundamenta en generar la sostenibilidad financiera del sistema, adoptando medidas en materia de hacienda púbica que garanticen esa estabilidad.  Busca reestructurar el sistema fortaleciendo las políticas de prevención, y en donde tanto el médico como el paciente sean tratados dignamente.

En materia de empleo, Pardo considera que se debe atacar desde 4 frentes (aunque inicialmente el habla de 3.  En primer lugar, en el desarrollo de proyectos de infraestructura como vivienda, que son generadores de empleo.  En este punto, propone manejar esquemas diferenciados en materia de subsidio a la vivienda que le permita a diferentes sectores de la sociedad (clasificados según sus ingresos) acceder a mecanismos que les permita acceder a vivienda digna.  En segundo lugar, desde un fortalecimiento del agro colombiano.  En tercer lugar eliminará las exenciones al capital y proporcionará beneficios tributarios a quienes generen empleo.  Por último, se promoverá el emprendimiento a través del Programa Nacional de Emprendimiento, que implica un acompañamiento del Estado a las labores de generación de empresa, con incentivos en materia de crédito.

En materia de política fiscal, como se ha mencionado, busca eliminar ciertas figuras existentes como las exenciones a capital, reestructura el esquema de los ingresos parafiscales, pero adicionalmente busca fortalecer el recaudo al eliminar exenciones al impuesto a la renta, e impondrá impuestos a los dividendos (utilidades en las empresas).  En consecuencia, se observa que por un lado Pardo busca fortalecer los denominados impuestos directos (por ejemplo el impuesto a la renta), y reducir los indirectos (por ejemplo el IVA).

Uno de los puntos más flacos de Pardo es el tema de la lucha contra la corrupción, toda vez que propone la independencia de los órganos de control, incluyendo allí erróneamente a la Fiscalía.   Esa independencia constitucional ya existe.  Propone la implementación de carrera administrativa en estas entidades (ya se está implementando), y cuenta con una frase ya conocida de que “los recursos públicos son sagrados”.  Propone dar difusión a los procesos de contratación pública (la ley ya lo prevé), y propone que el pueblo pueda conocer cuánto se gasta y en qué (existen ya mecanismos para ello).  En consecuencia, ninguna de estas propuestas resulta en sí misma novedosa, como pareciera plantearlo el candidato.

En materia de desarrollo regional, Pardo, quien cuenta con estudios sobre la materia, incurre en un error de tipo técnico en su planteamiento.  Propone la creación de ‘regiones’ entre los municipios y los departamentos, y busca su fortalecimiento.  Al respecto cabe destacar que el artículo 286 de la Constitución consagra como entidades territoriales la Nación, los Departamentos, los Distritos, los Municipios y los territorios indígenas.  Prevé igualmente la creación de regiones y de provincias.  El yerro que le atribuyo a Pardo, es que las ‘regiones’ están planeadas para ser un ente territorial intermedio entre la Nación y el Departamento.  Algo así como grupos de departamentos (aunque podrían no coincidir completamente), mientras que las ‘provincias’ serían ese estadio intermedio entre municipios y departamentos que él plantea.  Más allá de la cuestión técnica-jurídica, es claro que son estos últimos los que Pardo planea fortalecer.

Cabe destacar, dentro de la política de globalización, que Pardo pretende darle gran importancia al tema del medio ambiente, al punto de crear una Alta Consejería para estos efectos.  Dentro de su programa ambiental propiamente dicho conviene destacar con satisfacción, que el candidato liberal propone enfocar parte de la inversión a la prevención y a la disminución de desastres.  Esto último es vital puesto que los gobiernos anteriores, y la mayoría de candidatos omiten el tema, siendo que la realidad mundial se enfrenta a cuestiones como la ocurrida en Haití, Chile y China (terremotos), Brasil y Colombia (constantes derrumbes por lluvias, e inundaciones), entre otros potenciales riesgos.  Colombia ha demostrado que no está preparada para enfrentar tragedias de tan amplia magnitud y se aplaude el interés de Pardo en enfrentar este grave riesgo.

En materia de seguridad, que es un tema obligado en esta campaña, Pardo hace referencia a la necesidad de reforzar la seguridad ciudadana y promover programas de prevención de delincuencia.  No obstante, es importante recalcar que para Pardo, el tema de seguridad debe ir necesariamente acompañado de un tratamiento de respeto y resocialización de las víctimas del conflicto.  El problema, señala él, no es solo de pie de fuerza o de armas, punto que debe resaltarse, teniendo en cuenta que el liberalismo fue el gran impulsor de la ley de víctimas hundida por el Congreso.

Algunas de las entidades que creará Pardo: Ministerio de Salud y Ministerio del Trabajo, Fondo de Compensación Regional, Alta Consejería Presidencial para el Cambio Climático.


Los debates

Pardo ha ido mejorando su desempeño en los debates a medida que ha avanzado el tiempo.  Basta recordar que inicialmente, cuando el partidor estaba en 0, a éste candidato se le criticaba por su falta de carisma.  Muchos reconocen su seriedad y su compromiso de forma tal que lo que dice, procura hacerlo, contrario a tanta promesa gratis que suele circular en los medios políticos.  El debate ha mostrado que el carisma no ha sido un elemento tan vital en el escenario nacional, como sí lo fue en el debate presidencial de los Estados Unidos.  Santos, un personaje casi anticarismático, ha estado arriba mucho tiempo y en los últimos días parece repuntar.  Noemí, que es todo lo contrario, no ha logrado escalar en las encuestas.  El elector está mirando otras cosas, y por cierto, el comentario respecto de Pardo ha dejado de sonar tanto, pero su popularidad no crece en sentido inversamente proporcional.

Su campaña, identificada como “Por una Colombia justa”, parte de una serie de presupuestos, que considero que no ha sabido desarrollar correctamente.  Si bien para muchos la elección de palabras se trata de un simple tema de mercadeo, para otros, el tema no es tan sencillo.  Cuando se hace referencia a que se busca una Colombia justa, se está partiendo de un concepto que tiene connotaciones jurídicas y sociológicas, por solo mencionar dos de ellas.  En ambos casos, habría sido conveniente establecer por qué consideraba que Colombia no es un país justo, y cómo sus programas sí se traducen en justicia.  Esto no lo ha hecho.  Considero que su uso de la ‘justicia’ ha sido más retórico que cualquier otra cosa.  De lo contrario, no se entiende por qué el punto de la justicia es uno de los 2 puntos del programa que no cuenta con un desarrollo en documento aparte, y que se despacha en un par de párrafos en la página web.

En cuanto al contenido de los debates en sí mismos, Pardo ha cometido un par de errores.  Uno de ellos más visible que otro.  El más visible hace referencia a la respuesta que dio cuando le preguntaron sobre el aval dado a Arleth Casado de López, esposa de un liberal condenado por parapolítica.  Luego de intentar ‘capotear’ el asunto de varias maneras, simplemente concluyó que él sí tenía criterio para escoger.  Eso realmente no es una respuesta satisfactoria.  Esto último podría predicarse (dependiendo del punto de vista adoptado) del apoyo a Piedad Córdoba a quien muchos vinculan con las FARC, y no le perdonan el apoyo que sigue dándole el liberalismo.

En segundo lugar, Pardo cometió el error de pretender hacer ver que su programa virtual era ejemplo para el de Cambio Radical, cuando no mucho tiempo atrás la página de Vargas Lleras había recibido un premio precisamente por ser la mejor.  Eso último tendría mayor relevancia si el programa de Pardo, como el lo dijo, era virtual, ya que estaba en el siglo XXI.  Al revisar su página web, no se observan menciones a las TIC´s, por lo que insisto, es un error ufanarse de algo en lo que realmente no es fuerte, y frente al que (al menos hasta ese momento) sí tenía la mejor página.

Pero, al igual que ha cometido esos errores, Pardo ha sabido también acertar en varios momentos.  Por rescatar algunos, su pregunta a Juan Manuel Santos sobre las acusaciones que había hecho en el pasado contra él fue un rotundo éxito por tres razones: 1) Santos ‘patinó’ y no dio respuesta satisfactoria.  2)  Se mostró como una persona íntegra e intachable. 3)  Logró que otro candidato (Vargas Lleras) lo reconociera como tal.  Para la imagen de un candidato, fue muy favorable esa estrategia, aunque en principio pareciera una pregunta desperdiciada.

Sus respuestas han sido, por regla general, serias y concretas.  Se ha mostrado conocedor de lo que le han preguntado, y no ha sido fácil ver ‘patinar’ a Pardo, aunque si lo haya hecho en algunas ocasiones.  Por último, ha sido muy interesante ver cómo Pardo ha encajado su pensamiento personal y sus ideas propias dentro del esquema del partido liberal.  Tal vez por encima de los demás candidatos, Pardo sí parece candidato por un partido político, y no simplemente un político popular buscando un cargo de poder.


¿Sabía usted?

Aquí algunos datos que posiblemente no conozcan del programa presidencial de Pardo, con la salvedad ya hecha sobre la imposibilidad de acceder a los documentos de respaldo.

a.        Pardo propone revisar el esquema de promoción automática (ningún estudiante puede perder el año).
b.        Propone la reestructuración de los ingresos parafiscales (ICBF, SENA).
c.         En aras de proteger especialmente a la niñez, propone la creación del delito de ‘maltrato familiar’, aunque no es claro en qué se diferenciará de la ‘violencia intrafamiliar’.
d.       Pardo propone reformar integralmente el sistema penitenciario y las normas que regulan los beneficios punitivos.
e.        Pardo, dentro de su política ambiental propone la formalización de los recicladores para hacerlos partícipes de su política de reciclaje en las ciudades.