sábado, 25 de septiembre de 2010

Poesía Jurídica Vol. 3

Indivisión

Perenne ha sido mi determinación,
Por siempre permanecer en la indivisión.
Sé que según tus propios principios
Quizás todo lo anterior resulta fútil.
Mas nunca pensé que hoy sería tan útil.

En la textura abierta no siempre he creído.
Aunque hoy mis ojos lo nieguen cual engreídos,
Mientras lloran la ausencia de tan bello contenido.
Se niegan a creer en tu futura ausencia,
Y aún hoy añoran tu hermosa presencia.

Acepto que en este preciso momento,
Mi corazón es un profundo y triste lamento.
Entiendo, no obstante, que para ti,
No es lo que soy, sino lo que antes fui.
Hoy, como ayer, permaneces en la indivisión.

Quise que todos los títulos me fueran concedidos,
Y hoy acepto no haber logrado lo pretendido.
Quise confundir la concurrencia con la convivencia,
Y eso en nada ha alterado nuestra conciencia.
He de aceptar y callar ante su presencia.

En silencio intentaré mantener la cordura,
Y poder así apaciguar esta amargura.
Ha sido rechazada mi pretensión de pertenencia,
Pero pese a que conozco tus valiosos motivos,
No obraré cual si fuera un abatido.