martes, 19 de enero de 2010

La estratificación de la blawgósfera

Actualmente, los bloggers jurídicos o blawgers (o incluso blawggers) nos encontramos en un proceso de integración por cooperación.  Fruto del ingenio de algunos de los blawgers más emprendedores en Latinoamérica, nos encontramos actualmente con una comunidad que han llamado Blawggers Internacionales.  Como lo he indicado en este desde el momento en que coloqué el logo de la comunidad por primera vez, me siento orgulloso de pertenecer a Blawggers Internacionales.  La simple mística del asunto me parece interesante, independientemente de qué tan cohesionados estemos.

No obstante, esta semana me han ocurrido un par de anécdotas que quiero compartir en este espacio.  En primer lugar, como uno de los organizadores del concurso de Blawggers Internacionales para la vigencia 2009, envié un correo electrónico general a las personas que se encuentran inscritas en la base de datos de la comunidad, invitándolos a votar por quienes habían resultado nominados en la primera etapa del concurso (las nominaciones).  Recibí un par de respuestas, aunque no muchas.

Una de las personas que sí me escribió (cuyo nombre me reservo pues no me ha autorizado a divulgarlo), lo hizo agradeciendo la invitación, pero declinando participar, toda vez que, indica él, nunca ‘quisimos’ agregar su blog a nuestro listado de blogs indexados, y no clasifica para ello según nuestros criterios.  Al leer este mensaje, respondí explicando por qué razones en la actualidad es imposible indexar más blogs en B.I., pero invitándolo a que me enviara su dirección de blog, para poder leerlo (pues no lo conozco), y adicionalmente con la intención de conversar el tema con los administradores del Catálogo de Blogs Jurídicos, para conocer su lado de la historia.

No recibí respuesta.

Durante algún tiempo me pregunté del porqué de la reacción de este colega blogger, sin encontrar una respuesta satisfactoria.  Me quemé los sesos de pájaro intentando entender la actitud (¿si no quiere participar, por qué hacerlo explícito?; ¿por qué el sarcasmo?; ¿quién le dijo que no clasificaba?).  No fue sino hasta que ocurrió la segunda anécdota, cuando creo haber logrado obtener una respuesta medianamente convincente.

En un reconocido blawg (cuyo nombre tampoco mencionaré pues esto no es un asunto personal) pude leer un artículo que me pareció sumamente interesante, pero respecto del cual no compartía ninguna de las posturas planteadas.  Tengo la costumbre de querer participar en los blogs mediante uno que otro comentario, en aquellos espacios que invitan a comentar, o incluso en aquellos que fomentan las discusiones.  Elaboré un comentario relativamente corto, exponiendo las razones que sustentaban jurídicamente mi desacuerdo.

No era el único que quería participar.  Varias personas más participaron, y a pesar de considerar que yo había presentado argumentos que merecían ser discutidos (al menos de manera muy breve), mi comentario fue absolutamente omitido.  Fue como si nunca hubiese comentado nada.  No es la primera vez que me ocurre, y de hecho, no solía reparar en esta circunstancia, sino hasta que comparé mi situación con la del inconforme blawgger que me había escrito el mensaje a mí.

Uno de los avances más interesantes de Blogger (la plataforma) en los últimos tiempos, ha sido permitirle a quien comenta en un blog seguir el histórico de comentarios que se van presentando después de la intervención propia, en tiempo real.  En otras palabras, le envía al correo electrónico personal un mensaje cada vez que alguien más inserta un comentario en la entrada.

Gracias a esta modificación en Blogger, suelo suscribirme a los comentarios que se realizan en una entrada en la que he participado.  Por ello, encontré que en esa entrada, el administrador del blog en el que había participado mediante un comentario respondía casi a todos los comentarios, pero había algunos comentaristas a los que nos omitía por completo.  Frente a otros comentarios, no reaccionaba de manera muy favorable, pero al menos no ignoraba a estos comentaristas, y les dedicaba uno que otro ‘dardo’ para hacer prevalecer su posición.  De hecho, yo solo escribí un único comentario, y por tanto, fui omitido una sola vez.  Hubo otros que escribieron más de una vez y fueron omitidos varias veces.

Recordé al signatario del Email.  ¿Será que esto mismo le habrá ocurrido a él cuando quiso incorporarse a la comunidad?  ¿Será que los Blawggers Internacionales omitimos a potenciales miembros?  Me preocuparía mucho que fuera así.  Sería curioso que los defensores de la justicia en la red, los paladines de los principios jurídicos, los soldados del derecho, hiciéramos esto.

¿Qué tan lógico es salir de dictar una clase sobre la importancia de los derechos fundamentales en la actualidad, para luego administrar un blog en el que discrimino a alguien por su nombre (o por no tenerlo), o por su origen, o por su religión?

¿Qué tanto sentido tiene escribir y publicar un ensayo sobre el principio de igualdad cuando considero que soy mejor o peor blogger (o abogado) que alguien más, sin siquiera permitir que esto último se ponga a prueba?

¿Qué tan decente se siente quien gana un pleito acudiendo a la igualdad de armas (penal), al equilibrio económico de los contratos (administrativo), al derecho a la igualdad (acción de tutela o amparo), al principio de “a trabajo igual salario igual” (laboral), filiación y petición de herencia en igualdad de condiciones (sucesiones), o cualquier otro caso que se fundamenta en que el derecho garantiza la igualdad de las personas?  ¿Qué tan decente se siente cuando gana el pleito con esos argumentos y se sale a vulnerar el principio que se estaba invocando y defendiendo?

Para los que no creen que esta profesión –o de hecho, cualquiera– tenga algo que ver con la ética, esta reflexión no es para ustedes.  Para los demás, la pregunta subsiguiente es:

¿Tu blog que estrato tiene?

24 comentarios:

Carlos Correa dijo...

MI querida Gaviota eso suele suceder más a menudo de lo que uno pensaría. Según algunos su status no da para rebajarse con bloggers principiantes o poco 'influyentes'

Se escudan en la conveniete libertad y privacidad para desarmar el debate. Apología chica del totalitarismo campante que nos inunda

Gaviota dijo...

Sí Carlos,

En cierta forma, pienso yo que sería bueno no ser un blogger influyente, para no correr el riesgo de volverme así.

Siento que esto es como quien, en nuestro país, canta el himno nacional e inmediatamente sale a hablar 'pestes' del país.

Me parece muy interesante la idea de la libertad y privacidad a conveniencia. Voy a pensar sobre eso un poco más.

Como siempre, gracias por el aporte, y por ponerme a pensar otro rato...

Carlos Javier dijo...

Uhum... no sabía que una situación así se hubiera dado en BI.

Una cosa: que quede claro que lo que pudo haber pasado con el anónimo "dimisionario" fue en todo caso consecuencia de limitaciones técnicas, falta de tiempo o simple descuido, pero nunca por mala leche o segregación. Supongo que con las modificaciones pendientes al Catálogo de Blawgs, estos malentendidos no ocurrirán de nuevo. Habrá que robarle tiempo al tiempo para poder meterle mano a ese asunto.

En cuanto a lo otro... infortunadamente es cierto. Al igual que como ocurre en muchos espacios de la vida cotidiana, también en los "bajos mundos" blawggeriles (aja, con doble G :P) se tiende inercialmente a la "clasificación": Blawggers, lectores y comentaristas los hay de primera, de segunda o de tercera, y todo depende del ojo del observador-juez.

Me hiciste justo acordar de una pregunta que le hiciste a Jose Antonio Galán en el Encuentro: ¿Qué pasa cuando el "Troll" es el propio blogger?, ¿Se puede ser "Troll" por omisión?

De todas maneras pienso que como blogger no tengo la obligación de responder si o si a un comentario. Mas eso no me libra de ser conciente del juicio que pueda emitir quien ha sido ignorado, lo mismo que de quienes han sido testigos de ello.

Saludos prlumífero amigo.

Gaviota dijo...

Hola Carlos Javier,

Mi respuesta a nuestro blawger (sip, con una g. La jurisprudencia sigue dividida), fue en ese mismo sentido. Sé que somos una comunidad abierta que no le gusta la idea de 'seleccionar' o 'discriminar'. Le expliqué lo del Catálogo y las limitaciones técnicas que nos impone Blogger en B.I. Sin embargo, todavía no tengo respuesta de su parte.

En cuanto a lo otro, lamento profundamente opinar que es cierto. Me parece ilógico que los defensores del derecho seamos así de ilógicos en nuestro actuar. Si bien es cierto que uno no está 'obligado' a responder nada, deja mucho que desear que se seleccione a quién sí y a quién no.

Conforme a lo anteriormente escrito, y conforme a mi cédula catastral de blawger (con una G, Jaja) creo que encajo en un estrato 3.

Un abrazo, y nuevamente gracias por los grandes esfuerzos comunitarios. Sé que han sido INMENSAMENTE subvalorarados.

Seguimos en contacto, mi apreciado amigo 'hacker'...

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Saludos de nuevo año, de nuevo en Colombia... Que pena o vergüenza con el blawger que alega que se le paso por alto y nunca se le inscribió ... espero que no sea mi culpa, aunque es bien probable, porque estoy pendiente de indexar los nuevos blawgers en el catálogo extenso de Blawgs pero a veces se me pasa un correo como dice Carlos y de pronto lo pase por alto. Por favor que mande un e.mail a Carlos o a mi para indexarlo... deberíamos crear un metódo de indexación automática pero de tecnológia yo soy un dummie entendido en la forma tradicional de principiante o en pañales...

Muchas veces pasa con la tecnología lo de la Bruja que no invitaron a la fiesta en el cuento de la Bella durmiente, que se venga porque no la tuvieron en cuenta y la pasaron por alto... Yo me ofendí una vez que un amigo que no me invitó a su matrimonio, con lo aburridos que estos son...

Con la tecnología parece que el problema se acreciente, una amiga me eliminó virtualmente porque se me pasó adherirme a un grupo que abogaba por la eliminación de la pena de muerte en Texas... Una vez borre un comentario en facebook sin querer... al parecer el duende de la tecnología se metió... y se me acusó de censura...

Con lo del e.mail y los chats debe uno cuidarse antes de darle click porque una cosa es el lenguaje escrito y otro el hablado y a veces hay mal entendidos ...

No estoy de acuerdo con la estratificación de nada... Blawg es Blawg y la primera o última categoría no se debe dar por número de comentarios, respuestas a estos o indexaciones o premios... Ni siquiera el número de entradas quiere decir nada... Es un gusto propio por escribir y ser leído que esta llena de ego, ya hemos discutido este punto, y todo lo demás son arandelas para divertirse... Blawgers sin estrato definitivamente... y si no me contestan el comentario que importa... El comentario también tiene su gusto y es bueno que se lo contesten a uno pero sino pues bueno ahi quedo plasmado y tal vez no haya más que decir al respecto..

Gaviota vi en el avión camino a Bogotá la estúpenda película de Hitchock ¨Los Pájaros¨ y me acorde de tí... Pintan a las aves manera monstruosa y a las Gaviotas como vengativas y voraces junto con los Cuervos. Yo personalmente creo que la pelicula es un llamado del cineasta inglés, o del autor del libro en que se basa a que protejamos la naturaleza y no mantengamos enjauladas a las aves, de todos modos te ruego que la veas y me des tu opinión...

The Birds

http://www.filmaffinity.com/es/film347306.html

Saludos blawgeriles y me cuentas qué te pareció la peli

Gonzalo

Gaviota dijo...

Hola Gonzalo,

Bienvenido a Bogotá nuevamente. Espero que el descanso haya sido abundante. Luego conversaremos sobre los pormenores del viaje.

Este comentario, así como el de Carlos Javier, me demuestran que de pronto sí se nos pasó, pero que sin duda nunca ha existido intención de excluir a nadie de nada.

Estamos de acuerdo en la no estratificación de blawgs. Parece una locura. Supongo que herir susceptibilidades resulta fácil (más cuando se trata de una reunión social), y uno no puede controlar todo.

No estamos de acuerdo con lo de los comentarios. Si uno invita a comentar, es como invitar a alguien a la casa de uno. Si acuden a la casa de uno, uno puede hablar o no hablar con los invitados. Lo que no me parece serio es invitar a todos para solo hablar con algunos y dejar de lado a otros. Desde mi punto de vista, eso constituye una falta de respeto. Si uno escribe por uno y solo por uno, creo que lo sensato es eliminar la posibilidad de que se comente.

En cuanto a la película, la revisaré con calma, y la comentamos próximamente. Gracias por la referencia.

Un abrazo, y bienvenido a esta locura de país nuevamente.

ABovino dijo...

Estimado Gaviota, no creo que tenga nada que ver que se trate o no de un asunto "personal" con el hecho de no dar el nombre del blogger que, según tu opinión, ignoró tu comentario.

Decís cosas bastante duras de esa persona, y al no mencionarla no solo le impides que brinde alguna explicación sino que, además, arrojás sospechas sobre todo un grupo de personas.

Tampoco creo que te sientas realmente de un estrato 3 —¿cómo se mide eso? ¿Con un estratómetro?—, porque solés, como en este caso, ponerte por encima y más allá del sujeto de tu crítica.
Saludos,

ABovino

José Fernando Flórez dijo...

Gaviota: estás cordialmente invitada a Ius Politicum.
http://iuspoliticum.blogspot.com

Gaviota dijo...

Profesor Bovino,

Lo de no dar el nombre lo hago porque es escrito no se trata de una reflexión sobre el/ella, sino sobre nosotros mismos. Me valgo de 2 ejemplos sin nombre, para que (al igual que yo) no se mida la actitud de la persona por quién es sino por lo que hace.

Las cosas que digo, son una opinión sobre una actitud como blogger, y precisamente mi crítica es esa 'superioridad' aparente con que se trata a los demás.

Estoy de acuerdo, en el sentido de que mi crítica entra en parte en una contradicción lógica al pretender emitir un 'juicio' sobre personas. De eso fui conciente desde el principio.

También estoy de acuerdo en que no me siento de estrato 3. Eso lo escribí en tono irónico. Personalmente, no me considero de ningún estrato de nada. Siempre he querido formar comunidad y ayudar en lo que puedo.

En cuanto a lo de arrojar sospechas, no estoy de acuerdo. No arrojo sospechas sobre nadie. Describí un hecho, que podría verificarse perfectamente si supieran donde buscar. Lo que no quiero es fomentar esa búsqueda, por lo que no me interesa dar nombres, nacionalidades, temáticas tratadas. La idea es que quienes leen esto reflexionen para ver si suelen estar a un lado o a otro de los que aquí planteo, es decir, si discriminan o son discriminados.

No necesito que el blawger del ejemplo 2 me de explicaciones de nada porque él decide cómo actua en su blog. Mi reflexión es que nosotros los abogados que escribimos debemos ser consecuentes, y no utilizar el derecho como un argumento retórico y ya.

Por último, no creo que nunca me haya puesto por encima de nadie, pero de lo que sí tengo absoluta claridad es que así como no estoy por encima de nadie, no estoy tampoco por debajo de nadie. Si siento que se discriminan a lectores o a otros blawggers, así lo diré aquí, independientemente de quién sea el que lo hace, porque en la blawgósfera, y en la vida real, creo que no hay nadie que valga más que nadie. Y me parece mucho más grave si es un abogado quien hace esta clase de diferenciaciones.

Gracias por el comentario, y por la respetuosa crítica.

Por cierto, felicitaciones por el nuevo éxito en los Premios B.I. 2009.

Gaviota dijo...

Gracias José Fernando. Por allá estaré revisando y comentando, en la medida de lo posible.

Muchos saludos.

Gonzalo Andres dijo...

Gaviota qué pasó con Hitchock ¿la conseguiste?

Gonzalo Andres dijo...

Bovino estos pajarracos son un peligro te recomiendo la excelente película de Alfred Hitchcock ¨Los pájaros¨ o ¨The Birds¨ pican donde más duele y no se cansan de ello. No hay manera de combatirlos, de hecho ya existen leyes que los protegen por su aspecto romántico que solo encubre a un ave de alta peligrosidad...

Gaviota cómo se responde un comentario que va dirigido a uno de los comentaristas en este caso ¨el Jibáro¨ Bovino, ver reciente comentario en mi blog y el nuevo reconocimiento de A.B como Jibaro Blawgeril.

Otra pregunta porqué razón el Blawger administrador tiene que cerrar con un comentario por el hecho de la cortesía. A veces son tan escuetos e inútiles dichos comentarios de administrador que mejor que no se responda...

Recuerda pajarraco que seguiré comentando este post hasta que te canses de responder... Jijijijiiji

Gaviota dijo...

Gonzalo,

Al comentario 1. No he tenido el tiempo de sentarme a verla, pero esta noche la revisaré para ver actuar a todas mis primas.

Gonzalo Andres dijo...

Alado amigo un buen resumen en Youtube...

http://www.youtube.com/watch?v=fjj32CavzU0&feature=fvst

Gaviota dijo...

En cuanto a lo de Bovino, aparentemente mis críticas no son de su agrado. Sin embargo, siempre se cruzan comentarios respetuosos.

En cuanto a lo de Jíbaro, me gusta mucho la razón de ser. Es interesante, aunque por mi parte, lo seguiré tratando de Profesor Bovino, para evitar que sienta que lo digo en tono agresivo.

No entendí mucho la pregunta acerca de cómo responder a un comentario de otro comentarista. Según lo que logré entender, la idea es que si alguien hace un comentario acá, y tú como comentarista le quieres responder aquí, ¿cómo haces? Cada vez que uno ingresa al formulario de comentarios, Blogger permite que se envíen comentarios de seguimiento a uno, para saber qué se ha escrito después del comentario que uno ingresó. Esa sería la herramienta a usar para enterarse de si se le ha dado respuesta a uno.

En cuanto a lo del porqué escribir necesariamente comentarios, no es necesario hacerlo. De hecho el reciente ganador de Blawg del Año casi nunca ingresa comentarios en sus entradas. Lo hace rara vez. Hay otros que casi nunca lo hacen.

El problema es cuando se busca generar muchos comentarios, y se responde a ellos, decidiendo que unos sí y otros no. Eso es algo discriminatorio con lo que no estoy de acuerdo. ¿Si no soy Magíster o PhD, entonces no vale la pena escuchar mis argumentos? Para los saientes, deberían recordar que hay una falacia argumentativa que hace referencia a la apelación a la autoridad.

En fin, si se va a discutir, se debe discutir en igualdad, con todos. Si no se va a discutir, entonces simplemente no se discute, y ya. Para los que les gustan los 'clubs' de discusión, hay maneras de restringir el acceso al blog, o restringir a quienes comentan y quiénes no.

En conclusión, creo que no es 'obligatorio' responder. Cada quien hace con su espacio lo que quiere hacer. Lo que pido es que después no se rasguen las vestiduras cuando vean violaciones al principio de igualdad. Es todo.

Gracias por 'echarle candela' a esto. Para mí, sí se trata de que TODOS los que quieran, puedan discutir aquí. No son protocolos medievales. Es una política de igualdad y de respetuo mutuo con el comentarista.

Un abrazo.

Gaviota dijo...

Gonzalo,

Ya reviso la dirección. Gracias por el detalle.

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Estoy de acuerdo, entiendo según conversación que tuvimos en un chat que quieres hacer un reclamo público de un blog muy comentado en donde no recibiste respuesta del administrador o dueño del blog. En este caso tendría uno que verificar el porque de la razón de la falta de respuesta. Generalmente creo que hay cuatro razones, no siendo exhaustivo para no hacerlo:

1. El comentario es muy inteligente y preciso y por ende no hay nada que añadir. Se puede decir ¨de acuerdo contigo¨.

2. El comentario es muy tonto o fuera de contexto. A mi por ejemplo me llega Spam de Viagra o promociones de otros blogs y por ende no se responde o incluso en el caso del Spam se borra.

3. Es un comentario que desvía la discusión a otro tópico y para que responder a algo que no tiene que ver con el tema central de la discusión. Según el administrador lo mejor es no decir nada.

4. El dueño del blog no le importa en absoluto lo que digas o dejes de decir porque te aborrece. Con su silencio te esta diciendo... Mejor no comente más que usted me desagrada...

Si yo por ejemplo en esta serie de comentarios escribo algo como por ejemplo

¨Gaviota es bueno pensar también en los niños de Haíti porque los blawgs no han hecho nada por ellos¨

Uno como administrador del blog puede responder amablemente o puede no hacerlo ya que la discusión que propone el comentarista X se salió del contexto de la discusión central, no la entendió y la desvió. A veces es bueno desviar las discusiones pero el administrador de pronto no quiera que la discusión se vaya por otro lado y no quiere entrar al trapo. Puede decir algo como ¨Me parece oportuno pensar en que a través de los blawgs se debe hacer algo por los niños en Haiti, pero recuerda X que estamos hablando es de la estratificación de los blawgers en esta discusión¨

Puede uno entrar al trapo o no hacerlo...

El silencio... se dice que el silencio otorga... o que es mejor callar que decir una brutalidad ya que por la boca muere el pez en tu caso por el pico...

Ser pasado por alto ofende, pero lo mejor es hacer caso omiso a dicha situación. Sin embargo puede enfrentar la situación con el que pasa de uno preguntándo directamente en otro comentario

¨Querido X porque no me respondiste el comentario. No he podido dormir y me la paso revisando tu blog para ver si lo has hecho, porque pasas de mí. Te caigo mal, te pareció desafortunada me intervención, lo único que quiero decir es que me parecen oportunas y acertadas tus respuestas, veo que a los demás si les respondes y a mí no, me parece que no merezco un trato desigual como comentarista. Me gusta tu blog pero estimo que merezco un poco de consideración cuando entro a decir algo¨. Esta misma fórmula la puedes copiar y dejar por ahí para utilizarla cuando a uno no le respondan y pasan de uno.

Gaviota dijo...

Gonzalo,

Espero que lo último haya sido una broma genialmente planteada. Si bien es cierto que en nuestro país el actuar del Estado y de los particulares se fundamenta (o debería) en el respeto de la dignidad humana, también es cierto que uno debe colaborar con el respeto de su propia dignidad. Si no me respeto a mí mismo, no podría esperar sinceramente el respeto de terceros.

Me parece muy interesante lo que planteas respecto de las cuatro posibilidades de omisión. Procedo a comentar algunas de ellas:

1. Es cierto. En ocasiones se da. Sin embargo, cuando frente a tu comentario se callan, y tres o cuatro comentarios después escriben algo que es completamente contrario a la posición que uno (como comentarista) planteó, ¿estamos en este escenario? No. Si hay silencio y los demás comentarios van por la misma vía del comentario 'omitido', estaríamos de acuerdo.

2. De acuerdo. En ocasiones (muchas) escribo comentarios tontos que no merecen respuesta. Un ejemplo claro es el que le escribí al Profesor Bovino cuando subió fotos de él cocinando y pidió que adivináramos. Adiviné mal y él me regañó, así que mi siguiente comentario era una bobada diciendo que no iba a comentar más. No respondió. Entiendo que no tenía nada que realmente responder, así que no me siento discriminado por ello, tan solo regañado.

3. Si bien es cierto que las discusiones deben ser guiadas, tampoco pueden ser asfixiadas. Hace poco vi una intervención de Dworkin en la que hacía referencia a la interpretación, y como muchas veces lo que se dice es mucho más de lo que se pretendió decir. Bajo ese entendido, irse por las ramas no está del todo mal. Cuando menos, vale la pena mencionar que eso no tiene nada que ver, y que por lo tanto, no conviene debatir sobre ello. Desde mi punto de vista, este es un silencio injustificado.

4. Este es el silencio al que hago referencia en este ingreso. El dueño es un prepotente.

NUNCA pediría que por favor me contesten. Si el administrador es lo suficientemente sabio y elevado como para ser superior a los argumentos de sus comentaristas, debería escribir un blog en el que discuta consigo mismo, o mencionando quienes son los comentaristas autorizados.

Por mi 'pico' seguramente recibiré comentarios fuertes en contra, pero es un riesgo que se asume desde que se escribe. Si no estuviera dispuesto a recibir comentarios fuertes en contra, deshabilitaría la opción de comentarios. Por el contrario, como te consta por mi presentación en el 1er Encuentro de Blawgers, lo importante es discutir y disentir para conocer posturas y formar opinión.

Gracias por el comentario estructurado. Seguimos en la discusión...

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

No comment me rindo y suficiente ilustración...

Gonzalo Ramirez Cleves dijo...

Gracias por las oportunas respuestas...

Gaviota dijo...

Jaja.

Gracias por la paciencia con el pájaro terco.

Abrazos.

Gallo Rojo dijo...

Más allá o quizás más acá, es posible que existan blawggers a quienes, más que considerarse de un estrato alto, estiman que su blog no es para hacer amigos. Es una posición válida. En ese sentido pueden o quitar la opción de comentarios o simplemente hacer caso omismo de los mismos. Por ejemplo, si miras a J.A.G.A, por citar a cualquiera, pocas veces responde comentarios (sólo si se le hacen reparos ortográficos xD)y la gente lo sigue leyendo... y creo que él tiene su blog como lo que originalmente es, una bitácora personal.

Yo particularmente estoy pendiente de las respuestas que me dan, pero, entiendo que comentar en ciertos blogs implica un silencio absoluto por parte de su autor, quizás porque a uno no lo conozcan ni estén interesados en conocerlo Vg. el de Gargarella, quien seguramente está supremamente ocupado.

Claro, tampoco se puede caer en el otro extremo. Una entrada no se puede hacer con la única finalidad de contar visitas o comentarios...

Personalmente me cansé de los blogs no porque sintiera que escribía hacia la nada, sino hacia el vacío relleno. Una que otra persona me leía, no sin antes invitarme a su blog y comentarme cualquier banalidad, banalidad, creo yo, sin ser arrogante, lejana de lo que quería yo expresar y deseaba hiciera eco. Por tanto, como sostiene Camus, el mutismo más grande no es el silencio, sino el hablar, pues, puedes dar por sentado que lo expresado es completamente trivial, carece de absolutos. Qué se le va a hacer.

Saludos.

Gallo Rojo dijo...

Además, no se puede olvidar que ser profesor y este de escribir en un blog, es, indiscutiblemente, un acto de vanidad por parte de quien lo hace. Sin duda alguna es creer que lo que digo merece la pena ser leído o escuchado, como si realmente tuviera trascendencia, y mal o bien, no la tiene, o no la tiene respecto a asuntos universalmente importantes (la vida, la muerte, el amor, etc). No puede ser de otro modo, acaso no es ridículo que en un aula de clase estén 50 estudiantes atentos, tomando notas rigurosamente de cada palabra que el profesor dice, de cada gesto, exclamación, insistencia, etc... ¿locura o ridiculez?, pues hablar solo, casi sin interlocutores es una de esas dos cosas, creo yo.

Así que, de la vanidad a la arrogancia hay un solo paso, y de ahí a ser huraño....

Gaviota dijo...

Hola Gallo Rojo.

Primero que todo, gracias por los comentarios. Estamos absolutamente de acuerdo en que iniciar un blog requiere un ejercicio de ser sincero con el ego. Ël quiere salir, y le conseguimos un espacio para hacerlo.

Sé que la vanidad es peligrosa, y por tanto merece ser siempre vigilada. Sí hay un paso entre la vanidad y la arrogancia, pero es un paso que puede ser percibido y medido (creo yo).

El caso de Dura lex es exactamente como lo plasmas aquí. J.A.G.A. no responde de manera habitual, pero el comentarista ha de estar preparado para ello. En ese sentido, si el autor nos omite a 'todos', no veo ninguna discriminación allí. En el caso de Gargarella, sí. He visto (en tiempo real) el ejercicio de respuestas, y veo que está muy pendiente de responder y comentar. Cosa diferente es que el logre determinar a quién quiere responderle.

Yo aún no me canso de los blogs, a pesar de que me he desencantado un poco con el concepto de blogósfera. A pesar de ello, soy conciente que escribimos cosas de importancia trivial, en muchas ocasiones. Lo que me alienta a seguir es que muchas veces leo cosas de mejor calidad (y aquí hablo de muchos blogs mas no del mío) que en otros medios que teóricamente no son triviales. El poder constituir una opción para discutir, para opinar o para compartir, hace que el ejercicio valga la pena.

Yo también espero que mis comentarios se respondan, en la medida en que haya algo por responder. No suelo autopromocionarme en los blogs ajenos. Espero que quien llegue aquí y lea lo que he escrito lo haga porque quiera hacerlo, y no porque generé un 'compromiso' al haber entrado a otro blog.

NOTA ESPECIAL: Es como la 4a vez que me topo con Camus en los últimos días. Creo que el destino me está obligando a estrechar lazos con este fenomenal autor.

Gracias por los comentarios, muy serios, por cierto.