sábado, 10 de enero de 2009

Sobre la “Entrada del año” 2008

En este espacio, al igual que en muchos otros blogs jurídicos, manejamos una especie de comunidad expresa o tácita. Al igual que como ocurre en un escenario real (y por real me refiero a físico y material), un blog tiene sus “clientes habituales” que entran un par de veces por semana, y revisan a ver qué novedades tiene nuestro blog. Cuando existe un motivo especial y personalísimo para ello, se ingresará un comentario en la página, manifestando su punto de vista, o aportando nueva información para complementar lo dicho.

Cada página maneja su propia temática, más o menos académica, más o menos seria (confieso que este es de los menos serios que hay), y más o menos novedosa. Sin embargo he podido advertir en el poco tiempo que he empezado a formar parte de esta comunidad, tanto en calidad de consumidor como de proveedor que la comunidad se va construyendo y se va especializando. Uno ya puede intuir que si se buscan comentarios sobre determinadas temáticas, el blog a visitar es el de X o de Y. Por eso, la idea de crear una comunidad de blawggers me ha resultado personalmente gratificante. Siento que más allá de ser una camaradería entre una cantidad de abogados, en modalidad consumada o en grado de tentativa, y otros que sin serlo se apasionan por temas afines, es precisamente un grado más de compenetración que debe aplaudirse por quienes gestaron la idea. Es como una feria de vinos, o de comida, (o de cigarrillos para A. Bovino), en la que podemos degustar un poco de cada cosa, con la ventaja de que no existen limitaciones fisiológicas.

Revisando un poco la historia de nuestros Blawggers Internacionales, idea y creación de Francisco Bermúdez Guerra, me siento formando parte de un ejercicio propio de derecho comunitario, al mejor estilo de la Unión Europea. Ya se han realizado un par de Asambleas Generales, vía Skype. Adicionalmente, se está gestando nuestro propio Congreso de Blogs, denominado Encuentro de Blawggers – Bogotá 2009, con la idea de poder contar con un texto de memorias del encuentro. Las cosas progresan y es para mí un honor formar parte del grupo. Debo ser absolutamente justo en la medida en que en un inmenso porcentaje, esto se debe al esfuerzo colectivo de tres personas que han alimentado esta idea, día a día: Gonzalo Ramírez Cleves, Alberto Bovino y Carlos Javier Delgado.


Precisamente a Carlos Javier Delgado debemos la idea de crear el concurso de la “Entrada del año”, con la que se busca premiar simbólicamente al mejor ingreso o post elaborado por alguno de los miembros de la comunidad. Este concurso, que no goza de un reconocimiento como los Oscar o los Grammy, sí cuenta con un importante valor al interior de la comunidad, por varias razones. En primer lugar, es bonito saber que se ha podido ganar algo. Estoy seguro que quienes hayan ganado un concurso de ortografía del curso, realizado en primero de primaria, estarán de acuerdo. Sin embargo, no es eso lo más importante.

Por mi parte, y sin pretender con ello desentrañar los motivos que llevaron a Carlos Javier a proponer esta idea, considero que el factor motivador para los blawggers, es sumamente relevante. Considero grandioso que sea el defensor de la responsabilidad social empresarial quien haya propuesto la idea. Lo anterior lo digo, porque en diversas oportunidades se ha hecho énfasis en sus páginas, por la importancia del reconocimiento de una buena labor a quienes forman parte de la empresa, en cualquiera de sus niveles, ya sea con incentivos, con un buen ambiente laboral, y por supuesto, con salarios justos. Por mi parte, creo que su idea ha generado en mí la motivación de seguir escribiendo, y seguir consumiendo de la blogósfera buenos artículos. He tenido la oportunidad de revisar páginas que no eran habituales en mí leer, y me he encontrado con material de excelente calidad.

Además de ello, me he encontrado con la grata noticia que uno de mis “picotazos” fue nominado por algún(a) lector(a) cuya identidad desconozco. El ingreso titulado “Blog Action Day 2008 - Pobreza Jurídica” que tuve la oportunidad de escribir con ocasión del Blog Action Day 2008, y que invitaba a tratar en nuestras páginas temas sobre pobreza, fue el nominado. A mi lector(a) anónimo(a), mi más sincero agradecimiento, pues me dibujó una sonrisa comparable a la vez que anoté el gol de la victoria en el campeonato escolar, y nos llevó a pasar a la fase final del torneo. Son recuerdos lindos que perdurarán.

Para quienes de manera habitual, o tal vez ocasional, ingresan a este blog, los invito a que entren aquí para conocer los ingresos nominados, y para que voten por el ingreso o por los ingresos que más les gusten. No hay restricción de número de votos. Adicionalmente los invito a que formen parte de la comunidad de Blawggers Internacionales, donde encontrarán muchísima información de gran calidad, y muchos otros excelentes ingresos que, sin duda, vale la pena leer. Felicitaciones a los nominados y a los no nominados. Lo más importante no es llegar sino disfrutar el viaje.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pseudo.

Mi querida gaviota, voto por este artículo por su contenido de denuncia y hastío como casi todos tus contenidos en este blog.
Sin embargo debo reconocer que se me pasó el tiempo para postular otro de tus ingresos, el que para mí ha sido tu obra maestra, "El Concierto Institucional Colombiano".

Voto por Gaviota porque además de saber denunciar sin pretensiones de ser palabra de Dios o prometer la salvación del mundo, humaniza los conceptos jurídicos para llevar la razón al sentimiento. Tal vez desde un punto de vista jurídico científico alguien podría atacar este hecho y tildarlo de subjetivizar un concepto universal como podría serlo la justicia.
Pero ¿qué pasa si volvemos a sentir dolor cuando se mete el dedo en la llaga?. Porque humanizar la justicia para mi es eso, volver a sentir dolor, u ojalá alegría, por la aplicación en la vida diaria de un concepto aprendido en la academia. La anestesia local y algunas veces total a la que nos han sometido la crueldad y regularidad de muchos hechos, nos ha hecho olvidar los principios básicos sobre los que se fundó una ciencia como el derecho, y nos han hecho buenos o malos ajedrecistas del aparato jurídico; por eso me gusta la gaviota, porque me hace sentir no solo razonar.

Gaviota dijo...

Pseudo,

Gracias nuevamente por los apasionados comentarios. Me gusta mucho aquello del ajedrez jurídico. Estamos acostumbrados a jugar con una serie de individuos que solo les gusta jugar si pueden ganar con el jaque mate "pastor", es decir, en 4 jugadas. Si no, prefieren tumbar las fichas del tablero.

En cuanto a lo de la nominación, no te preocupes, lo más importante para mí es poder comunicarnos en este espacio y seguir debatiendo. Por cierto, coincidimos en lo del ingreso. También fue mi favorito el "concierto institucional", aunque por ser una de mis primeras entradas, no fue muy leída, la verdad.

Un abrazo, y como siempre, gracias por los comentarios.

Carlos Javier dijo...

Se me había quedado pendiente comentar esta entrada hace un rato.

Par cosas:

Gracias, amigo plumífero, por lo dicho sobre este tu lector, en serio que leer cosas así lo hacen poner a uno contento.

Por otra parte la entrada con la que fuiste nominada es excelente: si acaso no llegas a ganar, puedes sentirte más que satisfecho por el talante del texto conseguido.

Y ya por último (¿Por qué será que uno tiene la costumbre de decir que va a referirse a un par de cosas, cuando en realidad van a ser más de dos?), ¡Hombre!,¡¿cómo no había leído esa entrada a la que se refiere Pseudo antes?!... ¡está genial!

Saludos mi plumífero amigo, tu pluma (¿o plumas?) va por un envidiable camino!

Carlos Javier dijo...

Fe de erratas:

Donde dice: "Por otra parte la entrada con la que fuiste nominada"; debe decir:

"Por otra parte, la entrada con la que fuiste nominado"... pero bueno, eso ya tu lo sabes.

:)

Gaviota dijo...

Carlos Javier,

2 cosas también por mi parte:

1) Gracias por la colaboración, en serio. Me parece excelente la iniciativa del ingreso del año, y esa fue idea tuya.

2)En cuanto a la entrada que menciona Pseudo, fue escrita cuando mis entradas las leíamos como 10 personas en una semana. Jaja. Pero gracias por el comentario, de todas formas.

Un abrazo.