domingo, 14 de febrero de 2010

Estamos alegres II: Sigamos matando animales

Hace un poco más de un año, escribí una crítica frontal contra el maltrato animal y contra aquellos que disfrutan con ciertas formas de maltrato animal.  En esa entrada, titulada “Estamos alegres: matemos animales y golpeemos personas”, me enfoqué en las corridas de toros, que todavía siguen teniendo vergonzosa cobertura y promoción en los medios de comunicación tradicionales.  Intentar hacer pasar a personas como “El Juli” o “Enrique Ponce” como grandes deportistas, heroicos seres humanos.

No se trata aquí de repetir las consideraciones que ya se consignaron aquí.  Sí he de reiterar que la actitud persiste, aunque en la actualidad somos cada vez más los que rechazamos esta clase de maltrato animal.  Incluso más seremos los que estamos en contra de la matanza sin sentido de animales como los delfines, focas o ballenas.  Esto último cobra relevancia en la actualidad.  He recibido, a través de Facebook, una notificación de un grupo creado para efectos de defender los derechos de los animales, que a raíz de la reciente inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Recordemos que en Canadá, donde actualmente se disputan las justas olímpicas, es donde anualmente se presenta una de las matanzas más grandes de focas en el mundo.  Probablemente muchos de los lectores han visto imágenes desoladoras de estas matanzas.  Acá, por respeto a tan bellas criaturas, tan solo utilizo la imagen de una de estas focas bebés, para que sepamos qué es lo que estamos haciendo, o mejor, qué es lo que seguimos tolerando que ocurra.



La matanza aparentemente seguirá, y mientras tanto, nosotros estaremos hipnotizados por los juegos olímpicos.  Para quienes estén interesados en conocer de esta situación, revisen este enlace.  Advierto, de antemano, que contiene imágenes impresionantes y desoladoras.

Para estos aprovechados:  ¡Malditos asesinos!

2 comentarios:

Iuriscivilis dijo...

Gaviota, suscribo completamente todo lo que dices en el artículo. En la CCAA de Cataluña el Parlamento autonómico ha aprobado, recientemente, debatir la prohibición de las corridas de toros. Aunque mucho me temo que, siendo una costumbre muy arraiga en España, que además pone en riesgo muchos intereses económicos, los políticos catalanes no se atreverán a erradicar el maltrato que se infringe a estos animales en esta parte del territorio español.

Un saludo.

Gaviota dijo...

José Ramón,

El hecho de que en España el asunto esté siendo objeto de debate es altamente positivo. Parece ser que cada vez más países en el mundo le están cerrando las puertas a esta práctica aberrante.

Por supuesto, hay muchos intereses en juego, y como siempre, la naturaleza humana prefiere ceder al acaparamiento antes que actuar con sensatez.

Eventualmente, esperemos, esto desaparecerá. Sin embargo, creo que al menos sería un gran avance que los toreros dejen de ser vistos como artistas o héroes, y comiencen a ser vistos como lo que son: viles maltratadores y asesinos.

Gracias por el comentario, y por compartir la postura.

Muchos saludos.