lunes, 24 de agosto de 2009

Sobre el 1er Encuentro de Blawgers – Parte 4

Advertencia:

Querido diario, poseo síndrome de abstinencia. Han sido demasiados días de gratitud, de ‘picos’, de alegría y camaradería. ¿Qué pasó con la idea de los picotazos? Mi alter ego, sin duda, estará orgulloso de haber podido, al menos por unos días, cambiar a la Gaviota por una palomita de la paz. Hoy verás la lucha intestina que se genera al encontrar que no alcancé a convertirme 100% en esa palomita de la paz. Sé que en el ingreso de hoy resulta indispensable dar un par de picotazos, pero de cariño. Haciendo referencia al aprendizaje (uno de los puntos clave del Encuentro), utilizaré el viejo recurso aprendido en mi época de niñez. Hoy recurriré a la frase de nuestros padres: “Créeme que me dolió más a mí que a ti”.

Moraleja aprendida:

Mi amiga, la bitácora, he aprendido que tú y yo hemos sido tácitamente derogados. Pensé que cuando conversábamos amenamente en el pasado, te mostraba caricaturas y componía algunas estrofas jurídicas para intentar expresar lo que siento en el único lenguaje que sé, éramos la muestra de que el futuro estaba en nuestro presente. Luego de tres días de ponencias, me encuentro que nuestra famosa web 2.0 (término que no te habías dignado a compartir conmigo), aquél que nos permite ser blog y blogger respectivamente, está revaluada. Al menos, muchos dicen eso. Ahora, valiéndome de mi calidad de ave, no habrá mucho problema en ingresar al mundo del Twitter, cantando y silbando como todo un microblogger. Es probable que no de el salto, y por lo tanto, seguiremos tu y yo redecorando nuestra casita virtual. No obstante, es importante que entiendas, como lo hice yo, que estamos derogados.

Obligaciones por naturaleza y el riesgo:

Alguna vez aprendí en la universidad, que en materia de obligaciones y contratos el contratista no solo está ligado a la obligación principal prevista por las estipulaciones de los contratistas, sino que está igualmente debe acreditar el cumplimiento de aquellas obligaciones que surgen de la naturaleza del contrato. Esto último lo recordé específicamente cuando tratamos el tema de cómo ser un buen ciudadano digital. La utilización de contenidos ajenos, la responsabilidad patrimonial y penal que pudiese configurarse por el contenido de un ingreso, o por algunos comentarios de lectores, son elementos que necesariamente un blogger debe tener en cuenta, y más aún si el blogger es un blawger.

Precisamente, respecto de ese tema, conviene analizar si el blogger es un generador de riesgo. La inquietud surge porque las modernas teorías de responsabilidad civil y responsabilidad penal tienden a sancionar a quien crea un riesgo, o se aprovecha de él, cuando dicho riesgo genera daños a terceros. La imputación al tipo objetivo –que gusta tanto a los académicos colombianos, porque antes le gustó a los españoles, porque a su vez antes le gustó a los alemanes– parte de la generación de riesgos jurídicamente desaprobados. La responsabilidad por actividades peligrosas, ya en el ámbito civil, hace referencia a que se responde por no haber ejercido debidamente la función como guardián de un determinado riesgo.

¿Escribir un blog constituye simplemente un derecho a expresarme? El encuentro ha dejado claro que no es así. Internacionalmente, ya se ha visto el alcance que puede llegar a tener el blogger, por el nombre del espacio, por el contenido, por los comentarios e incluso por enlaces en el espacio. Sin duda, escribir se ha vuelto un tema riesgoso, querido diario, no solo por los adefesios ortográficos que puedo uno soltar en la blogósfera, sino también por el alcance de las ideas que puedes transmitir. Creo tan solo sensato, que debemos empezar a prevenir desastres, y no confiar en la ineficiencia o simple desinterés de las autoridades locales. Finalmente, estamos en un país (al menos físicamente) en donde la responsabilidad, sea personal o social, constituye un eje orientador de nuestra forma de Estado.

No obstante, y a pesar de las advertencias que han venido realizando los conocedores en el tema, encuentro que realmente somos muy pocos los que nos hemos preparado para esta clase de contingencias. De hecho, era yo uno de los primeros en no tener ninguna de las salvaguardas recomendadas. Vamos avanzando poco a poco. Gracias a Dios, tengo una audiencia escasa, pero respetuosa y decente. No he debido afrontar ningún percance de índole jurídico. Sin embargo, ya iniciamos la gestión. Como verás, querido diario, he empezado a cambiar algunas cosas en tu apariencia. Ya no pareces un blog de los 70´s, sino casi un blog de los 90´s. Ya contamos con una licencia de Creative Commons para que nuestros lectores sepan que pueden compartir estas líneas, pero bajo ciertas condiciones que podrán conocer, como lo hice yo, al leer la licencia 2.5. Trabajaré más adelante en un bonito disclaimer o aviso de advertencia, para que nuestros visitantes sepan que no pueden escribir en ti. Va un picotazo a los blawgers, que como yo en el pasado, no han venido dando ejemplo en ese sentido.

Blogs: Aprendizaje y enseñanza:

Muchos de quienes fuimos ponentes, apreciada bitácora, hemos presentado nuestras teorías sobre la relación de blogs y la enseñanza del derecho. Personalmente, cuando finalizó el encuentro, habiendo escuchado las presentaciones de Fragale, Bermúdez, y Ramírez Cleves (alias “El Parcero”, Pacho y el Rey del Spam) entendí que los blogs no sirven como elemento auxiliar para la enseñanza tradicional del Derecho. Si se mira desde la óptica que presenté yo en mi ponencia, encontramos blogs como los de Seminario de teoría constitucional y filosofía política, No hay derecho (No hubo derecho) y Saber leyes no es saber derecho, en los que el aprendizaje dialógico es un hecho. Sin embargo, si te das cuenta, son tres casos paradigmáticos, entre muchos blogs, y todos ellos son de autores argentinos.

Por supuesto, en Colombia es difícil, por cuanto no encontrarás muchas personas que les guste la discusión. Somos un país mayoritariamente compuesto de ególatras con afán de discursos y monólogos, y bajo ese entendido, los que discuten son los meros mortales, porque “yo ya sé”, pensamos la mayoría. Sin embargo, me queda la esperanza, después de algunas conversaciones sostenidas en el Encuentro, que algún día podría llegar a darse aquí también. De hecho, hoy en día se observan bonitas discusiones en blogs como los de Alejandro Gaviria (política y economía) e incluso en el blog de Diego Fernando Mejía en el Canal Speed (automovilismo – Juan Pablo Montoya). No todo está perdido. De pronto algún día los abogados colombianos caigamos en cuenta que somos casi doscientos mil tarjetas profesionales andando por ahí, y que el funcionamiento no es “Yo y otros 199,999”.

Como te dije, hay esperanza, pero es esperanza teórica. La verdad es que en estos momentos, la enseñanza y el aprendizaje en los blogs funciona respecto de los mismos bloggers, y lectores no bloggers. Al finalizar el encuentro, como te mencioné hace un rato, sentí que esto no funcionaba para enseñar derecho, al menos, no en Colombia. Sin embargo, luego de digerir la información, las diferentes experiencias y la realidad educativa en el país, he llegado a considerar que el sistema de aprendizaje a través de los blogs, funciona como debiera funcionar realmente el sistema de créditos, por el que se rige la educación superior en el país.

Recordarás que el fundamento de la educación por esta vía, es la posibilidad de que el estudiante pueda acceder al conocimiento que él quiere acceder, y bajo ese entendido, el profesor no es un proveedor de conocimiento, sino un guía que responde preguntas, propone lecturas y evalúa aprendizaje. La responsabilidad del aprendizaje recae directamente en el estudiante. Tal y como me lo comenta mi otro yo constantemente, el asunto se quedó en bonitas teorías, pero en la práctica no funciona así. En la blogósfera, en cambio, te encuentras tu con una serie de páginas especializadas en temas, en contenidos y en metodologías. Si quieres que te recomienden lecturas, fácilmente encontrarás varias páginas que lo hacen, o que incluso te proporcionan las lecturas. Si quieres conocer opiniones e interpretaciones, también encontrarás estas páginas. Si lo que buscas es análisis de jurisprudencia, lo tienes a un click de distancia. En consecuencia, no tienes TODO, pero sí tienes MUCHO. Si no funciona el blog como forma de enseñanza del derecho, es porque el lector no quiere que funcione. La información está allí, y simplemente hay que entrar a buscar. Si el navegador virtual es un dummy, en el término de ser un ser ávido por información, que no conoce todo pero quiere conocer más, el problema no es ser un dummy, sino no serlo. Es precisamente el dummy el que busca, el que averigua, el que aprende.

Asistencia:

Desde hace un año estemos realizando una convocatoria para que los bloggers nos reuniéramos a compartir, y departir, y a discutir. No puedo entender, ni justificar el hecho de que para las fechas del encuentro, fuimos realmente pocos los que permanecimos en el encuentro a lo largo de los tres días. Claro, querido diario, sin duda tu observación es acertada. Yo tampoco asistí a todo el evento. Es cierto. Pero hice todo lo posible por hacerlo. Como te conté antes, me coordinaron una reunión ‘cambia-vidas’ tan solo unas horas antes de iniciado el encuentro, y fue esa reunión la que me alteró la agenda. Por lo demás, todo estaba planificado para estar el 100% del tiempo allí, incluyendo ajiaco, cumpleaños, talleres, y demás.

Considero que el carácter formalista que se le dio al evento, despistó a quienes no debían de despistarse. Si bien el encuentro se realizó como un evento académico de la Universidad Externado, no implicaba ello que era una reunión de bloggers amigos, para discutir sobre unos temas propuestos mucho tiempo atrás. Hubo personas que literalmente dictaron su conferencia y desaparecieron del encuentro. Evidentemente, no incluyo aquí a los ponentes virtuales, a quienes les abono el esfuerzo y la paciencia (a muchos de ellos les tocó cambiar los horarios a última hora debido a los retrasos que sufríamos en Bogotá). No es importante dar aquí nombres. Cada uno sabe en qué grupo está.

Te recuerdo que la reunión precursora de este evento era el Beers N´ Blogs que se realizó en Argentina. Por razones de decoro y respeto con El Externado, no podía haber mucho beer en las aulas, pero la filosofía del encuentro era la misma. Sin embargo, el tema se desdibujó, y finalmente pareció como un congreso o seminario común y corriente, donde el ponente llegaba a la hora indicada, hablaba y se iba. Te repito: no comparto esto. Espero que para el próximo evento, podamos retomar la senda, y que los participantes REALMENTE participen.

Comentarios finales:

Por último, querido diario, antes de dejar atrás el tema del 1er Encuentro de Blawgers, conviene, para efectos de exorcizar malos espíritus, dejar sentadas las siguientes protestas:

1) No logré conseguir la escarapela de expositor. Error táctico de mi parte. Me quede sin el recordatorio.
2) Me quedé pendiente de las reuniones de viernes en la noche, y sábado por la mañana. ¿Se realizaron? Si me entero, te comento.
3) Y eso del libro, ¿cómo funciona?

Ya, querido diario. Creo que el sueño ahora sí podrá ser reparador. Gracias por tu tiempo.




4 comentarios:

Gonzalo Andres dijo...

que nos inventamos ahora Gaviota... Fragale no aparece para el Encuentro 2010 y ya estoy cansado de subir las fotos del Encuentro y como soy un ciberinútil subir algunos videos me costará algo más.. te extrañamos en los almuerzos y en el ajiaco.. lástima que siempre volabas aunque el sábado me llamaste para ir a Gaira no volviste a aparecer... fueron los pocos momentos de informalidad, además del fallido intento de hacer un coloquio en el Claustro en donde fueron solo 10 personas y le quedamos mal a los escritores y al público en general.. también tengo sindrome de abstinencia quien se anima a tomar la batuta ahora... por ahora me declaro en vacaciones... lo del libro poco a poco te iré contando... tengo trabajo represado y las pilas ya no me dan...

Gaviota dijo...

Gonzalo,

Creo que sería buena idea convocar a una reunión por Skype para definir el tema. Es claro que los demás no podemos andar 'chupando rueda' toda la vida, y tienen que existir nuevas iniciativas para el encuentro. En cuanto al país anfitrión, los que más densidad de blogs tienen son Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España y Perú.

Argentina y Colombia en principio no serían, porque han organizado encuentros anteriores, así que restaría revisar si algunos de los blawgers de estos países decide aceptar la batuta. Si no, podemos revisar nuevamente el tema en Argentina o en Colombia, o en otros países. De todas formas, creo que es fundamental que conversemos los temas por Skype.

Gracias por el comentario, y nos seguimos leyendo...

bloguerlaw dijo...

Gaviota no dejas de sorprenderme. Me has tenido encadilado con la lectura de las conclusiones que has publicado del encuentro. Si no tienes inconveniente, las voy a referenciar en mi blog. Un saludo y a seguir picoteando.

Gaviota dijo...

Por supuesto que estás invitado a utilizar lo que te pueda ser útil. Lástima que no nos hubieras podido acompañar en el encuentro real...

Muchos saludos, y seguimos leyéndonos.